Colecta del Viernes Santo

La colecta universal para Tierra Santa y los Santos Lugares se lleva a cabo este Viernes Santo 29 de marzo.

“Como sabemos, lamentablemente, la situación de nuestros hermanos cristianos en Tierra Santa y Medio Oriente cada día es más dramática y peor; realidad que exige nuestra solidaridad y ayuda cercana”, destacó Monseñor José Manuel Garita Herrera, Obispo de Ciudad Quesada, al exhortar esta colecta.

El dinero recaudado de esta colecta se destina de manera completa para que llegue a Israel, los Territorios Palestinos, Jordania, Siria, Líbano, Chipre, Egipto, Etiopía y Eritrea, Turquía, Irán e Irak.

El año pasado en la Diócesis de Ciudad Quesada se recogió en la Colecta de Viernes Santo ₡5.056.649.

Monseñor pide la generosidad de los fieles tomando en cuenta en este momento la situación actual entre Israel y Gaza.

Precisamente, ante este panorama, el prefecto del Dicasterio para las Iglesias Orientales, el cardenal Claudio Gugerotti, ha enviado una carta a los obispos de todo el mundo para animar a que se unan, un año más, a esta iniciativa.

“En todo lugar en la Iglesia Católica se convierte en una obligación para los fieles el ofrecer su ayuda en la así llamada Colecta Pontificia para la Tierra Santa, que se recoge el Viernes Santo o, para algunas áreas, en otro día del año. La haremos también este año, esperando en una particular generosidad por vuestra parte”, reseñó.

“Aparte de la custodia de los Santos Lugares que han visto a Jesús, están –todavía vivos y operantes, aun entre mil tragedias y dificultades, con frecuencia causadas por el egoísmo de los grandes de la tierra– los cristianos de la Tierra Santa. Muchos en la historia han muerto mártires por no ver cortadas las raíces de su antiquísima cristiandad. Sus Iglesias son parte integrante de la historia y de la cultura de Oriente”, explica Gugerotti.

Monseñor Garita pidió a los sacerdotes de nuestra diócesis motivar la colecta que tiene este fin noble y necesario.

El aporte se ofrece a la Santa Sede desde donde se distribuyen los recursos para el sostenimiento de Tierra Santa y los Santos Lugares.