Monseñor Garita: “han sido años muy hermosos y muy gratificantes”

A diez años de ordenación episcopal, el Obispo de Ciudad Quesada continúa poniéndose en las manos del Señor para servir al rebaño que se la ha encomendado.

“Darle gracias a Dios y a todos en la Diócesis, comenzando por los sacerdotes, han sido años muy hermosos, muy gratificantes, de los cuales tengo recuerdos bellísimos de esta amada y querida Diócesis, a la que quería, quiero y sigo queriendo consagrarme y servir”.

De este modo, Monseñor José Manuel Garita Herrera, Obispo de Ciudad Quesada, se expresó en el marco de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones que se celebró el pasado domingo 21 de abril y, en ese momento, cuando estaba a pocos días de celebrar diez años de ordenación episcopal.

En una entrevista que realizó el diácono Daniel Ulate Conejo, Responsable de Pastoral Vocacional, el pasado viernes 19 de abril, el obispo mostró su testimonio vocacional. Señaló que no ve su vida de otra forma que no sea desde el sacerdocio, por misericordia y llamado de Dios.

Asimismo, habló a modo de consejo para los sacerdotes, de la importancia de mantenerse diariamente unidos a Dios, fundamentalmente a través de la Eucaristía.

“Orden, disciplina, para que uno pueda tener una disposición a responder a lo que es espiritual y sobrenatural. Es muy importante la Liturgia de las Horas, el rosario, es un arma espiritual poderosísima, la visita al Santísimo Sacramento, es muy importante. No me entiendo como sacerdote sin celebrar la Eucaristía todos todos los días; un sacerdote no se entiende ni se explica sin la Eucaristía…”, señaló.

En la entrevista Monseñor Garita repasó su vida desde niño, como joven y el ingreso al Seminario, al cual años después sirvió como formador y rector. Fue en esta casa de formación sacerdotal cuando le llegó la noticia de su nombramiento episcopal.

Esta noticia le llegó tras un llamado que le realizó el Secretario de la Nunciatura y quien, al citarlo el domingo 9 de marzo del año 2014, por la mañana, a las 8:00 a.m., le dio la comunicación.

“Uno no sale de ahí sin dar respuesta”, comentó el Obispo de Ciudad Quesada.

Fue el sábado 15 de marzo de 2014 cuando se hizo el anuncio público; posteriormente, el sábado 17 de mayo de ese año, se dio la ordenación episcopal en la Catedral de Ciudad Quesada.

La entrevista completa la puede repasar a continuación.